SALUD FISICA - MENTAL

02.11.2022

VER PARA CREER


SOMOS LO QUE COMEMOS


CERDO: NO ES ALIMENTO...ES VENENO

 En los tejidos del cerdo hormiguean los parásitos. Del cerdo dijo Dios: "Os será inmundo. De la carne de éstos no comeréis, ni tocaréis sus cuerpos muertos". Deuteronomio 14:8. Este mandato fue dado porque la carne del cerdo es impropia para servir como alimento. Los cerdos se alimentan de desperdicios, y sólo sirven para ese fin. Nunca, en circunstancia alguna, debería ser consumida su carne por los seres humanos. Imposible es que la carne de cualquier criatura sea sana cuando la inmundicia es su elemento natural y se alimenta de desechos.El cerdo, aunque constituye uno de los artículos más comunes del régimen alimenticio, es uno de los más perjudiciales. Dios no prohibió que los hebreos comiesen carne de cerdo únicamente para mostrar su autoridad, sino porque no era un alimento adecuado para el hombre. Llenaba el organismo con escrófula, y especialmente en ese clima cálido producía lepra y diversas clases de enfermedades. La influencia sobre el organismo en ese clima era mucho más perjudicial que en un clima más frío... La carne de cerdo, por encima de todas las demás carnes, pone la sangre en mal estado. Los que consumen carne de cerdo en abundancia no pueden evitar estar enfermos.Especialmente los finos y delicados nervios del cerebro se debilitan y su función se entorpece de tal manera que las cosas sagradas no se disciernen, sino que se colocan en un plano inferior con las cosas comunes.Los que hacen mucho ejercicio al aire libre no se dan cuenta de los efectos perjudiciales de la carne de cerdo como los que viven en los edificios, y cuyos hábitos son sedentarios y su trabajo es mental." CPI 413-414 ,, " CONSEJO PARA LA IGLESIA"

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

MENSAJE SELECTOS  TOMO ; 2 CAP. 1

Pero el consumo de carne de cerdo no daña únicamente la salud física. La mente es afectada y la delicada sensibilidad queda embotada por el uso de este tosco alimento. Es imposible que la carne de ninguna criatura viviente esté sana cuando la inmundicia constituye su ambiente natural, y cuando se alimenta de toda clase de cosas detestables. La carne del cerdo se compone de lo que éste come. Si los seres humanos ingieren su carne, su sangre y su carne quedarán corrompidas por las impurezas que recibirán a través del cerdo. 2MS 481.4

El consumo de carne de cerdo ha producido escrófula, lepra y humores cancerosos. El consumo de carne de cerdo continúa causando el sufrimiento más intenso a la humanidad. El apetito depravado desea con vehemencia las cosas que son más perjudiciales para la salud. La maldición que ha descansado intensamente sobre la tierra, y ha sido sentida por toda la humanidad, también ha aquejado a los animales. Con el transcurso de los años el tamaño de las bestias y la duración de sus vidas ha degenerado. Los malos hábitos de los hombres las han hecho sufrir más de lo que hubiesen sufrido sin ellos. 2MS 482.1

Sólo pocos animales están libres de la enfermedad. Muchos han tenido que sufrir enormemente por la falta de luz, de aire puro y de alimento adecuado. Cuando se los engorda, con frecuencia se los deja en establos cerrados y se los priva del ejercio y del aire libre. Muchos pobres animales son obligados a respirar el veneno de las inmundicias que quedan en los establos. Sus pulmones enfermarán mientras respiran esas impurezas. El hígado y todo el organismo del animal enferma. Se los mata y se los prepara para el mercado, y la gente consume abundantemente esa carne tóxica. En esta forma se provocan muchas enfermedades. Pero la gente no puede ser inducida a creer que es la carne que han consumido la que ha envenenado su sangre y le ha causado tantos sufrimientos. Muchos mueren de enfermedades causadas enteramente por el consumo de carne, y a pesar de esto el mundo no aprende la lección. 2MS 482.2

El hecho de que los que consumen carne no experimentan de inmediato sus efectos, no constituye una evidencia de que no son perjudicados. Esta puede estar obrando con toda seguridad en el organismo y sin embargo las personas no se dan cuenta de ello en seguida. 2MS 482.3

Los animales son apiñados en carros cerrados y se los priva casi por completo de aire y luz, de alimento y agua, y en esa condición se los transporta durante miles de millas, respirando aire viciado por las inmundicias que se han acumulado. Y cuando llegan a su destino, muchos animales están casi muertos de hambre, sofocados y agonizantes, y si se los dejara solos morirían irremediablemente. Pero los carniceros terminan el trabajo y preparan la carne para el mercado. 2MS 482.4

Con frecuencia se matan animales a los que se ha hecho caminar grandes distancias hasta el matadero. Su sangre se ha calentado. Han sido engordados y se los ha privado de ejercicio saludable, de modo que cuando tienen que viajar lejos se enferman y quedan exhaustos, y estando en esas condiciones se los mata para el consumo. Tienen la sangre muy inflamada, y los que comen de su carne comen veneno. Algunas personas no son afectadas inmediatamente, en tanto que otras experimentan dolores severos y mueren de fiebre, de cólera o de alguna enfermedad desconocida. En los mercados se venden muchos animales cuyos dueños sabían que estaban enfermos, y los que los compran para distribuirlos en el mercado no siempre ignoran esa condición. Esta práctica es muy frecuente, especialmente en las grandes ciudades, y los que consumen carne no saben que están comiendo carne procedente de animales enfermos.   2ms 282.5



ANSIEDAD

La ansiedad y la depresión son los problemas más comunes de salud mental